Valoraciones extremas, artículo de Gustavo Volmar

La era de dinero fácil y abundante, resultante de las medidas monetarias que las principales economías del mundo aplicaron luego de la crisis financiera iniciada en el 2008, está llegando a su fin. Las tasas de interés están aumentando, haciendo que conseguir financiamiento sea más costoso. Países como el nuestro, asiduos receptores de préstamos internacionales, ya están empezando a sufrir las consecuencias, a pesar de que lo peor aún no ha ocurrido. El ambiente crediticio se tornará más hostil cuando, además de subir los intereses, se inicie el proceso de retirar el dinero que los mayores bancos centrales pusieron a circular mediante la compra de bonos, hipotecas y otros activos. Será entonces cuando sentiremos más la presión por el costo de las deudas que tenemos sobre nuestras espaldas.

Pero mientras las inmensas sumas de dinero que fueron emitidas permanezcan circulando, el comportamiento de los mercados financieros seguirá mostrando peculiaridades sorprendentes, en especial en lo que tiene que ver con el precio de las acciones de compañías que se transan en las bolsas de valores. Sólo así se explica que empresas que nunca han repartido dividendos, o cuya rentabilidad futura depende de avances tecnológicos todavía en fase de investigación, sean el destino favorito de tantos inversionistas que han adquirido sus acciones con la esperanza de que suban de precio. Y sólo así se puede entender cómo es posible que existan diferencias tan inmensas en el valor de mercado de unas y otras empresas.

Un ejemplo al respecto es el caso de la compañía Sears, declarada en bancarrota por incapacidad de pago de sus obligaciones. Ciertamente, hay razones para que su valor de mercado haya descendido. Pero que a mediados de octubre pasado su valor de capitalización haya caído a sólo 32 millones de dólares, mientras Apple superaba un millón de millones y Amazon se aproximaba a esa cifra, hace pensar que algo extraño está sucediendo.

Artículo de Gustavo Volmar publicado en su columna Global y Variable, de Diario Libre, el miércoles 19 de diciembre de 2018.


NUESTROS MIEMBROS